Translate

martes, 1 de agosto de 2017

Museo Sefardí de Granada.



Museo Sefardí de Granada
En Granada hay un pequeño museo, completamente desconocido para el público en general, de hecho, casi con toda seguridad lo visitan más extranjeros y españoles de otras ciudades que los propios granadinos.

Se trata del Museo Sefardí de Granada, un pequeño museo que tiene como objetivo principal recordar a todo el mundo, que Granada fue antes que Musulmana y Cristiana, Judía. En efecto así lo cuenta la historia y así está documentado. Antes de que los musulmanes pusieran sus pies en lo que actualmente conocemos como Granada Capital, los judíos ya tenían aquí una pequeña comunidad que ocupa lo que conocemos como barrio del Realejo, concretamente y sobre todo el Mauror y toda la zona que sube hacia Torres Bermejas. Posteriormente y con los años se fué extendiendo hasta las zonas más bajas del barrio llegando a lugares como la actual calle San Matías.

El museo es una iniciativa privada de una familia de origen Judío, encabezada por Beatriz Chevalier, que en su casa, situada precisamente en lo que fuera ese barrio judío, ha habilitado las habitaciones de la planta baja a modo de museo.

Nada más entrar, en primer lugar podemos ver un clásico y bello patio granadino con su pilar, columnas y yeserías que emulan un pasado más bien musulmán que judío. 

Patio del Museo.


A continuación y en lo que la familia denomina primera planta, encontramos cuatro habitaciones dedicadas a museo y exposición, en ellas vamos a pasar a una biblioteca con gran número de obras sobre los judíos en España, Europa y el Mundo, no sólo en castellano sino que también las hay en otros idiomas, así como gran número de revistas con información sobre los judíos, revistas del tipo Muy Interesante, National Geographic...etc. 

Sala con Objetos judíos.


En otras de las salas, vemos una especie de cocina judía, donde hay fichas con recetas judías, podemos ver de dónde viene la expresión “baño María”, así como utensilios típicos de la vida y costumbres de los judíos. En esta sala además podemos comprar algunos souvenirs relativos al museo.

En otra de las salas, hay fichas referentes a personajes ilustres de la historia de la Humanidad que fueron o tuvieron ascendencia judía, asimismo dedica parte de los paneles y de las fichas explicativas a la inquisición y la persecución que realizó sobre ellos. 

Trajes de la inquisición.


Y la última de las salas o primera según el orden de visita que queramos hacer y que no está predeterminado, está más bien dedicada a la presencia de los Judíos en Granada, con referencia a Samuel Nagrela entre otros.

También encontraremos referencias al edicto de expulsión de los judíos firmado por los Reyes Católicos en 1492, a los sefardíes, o al “Garnata Al-Yahud”, la Granada de los Judíos. 

Paneles explicativos.


La visita es breve, pues el museo es coqueto y sencillo, lo cual nos permite leer con toda tranquilidad todos los carteles explicativos que hay por sus paredes y detenernos a apreciar todos los objetos que hay. También a la entrada nos dan una pequeña guía de dos folios que las vicisitudes de los Judíos en Granada.

Como curiosidad comentar que en Granada no hay absolutamente ningún resto de origen Judío. Todo lo que en un momento tuvieron o pudieron construir fué eliminado primero por musulmanes y posteriormente por los Reyes Católicos. 

Sala del museo.


El día 30 de Diciembre del año 1066 se produjo en Granada un pogromo (matanza) de dimensiones catastróficas y que acabó con más de 5000 judíos asesinados y la muerte del Visir Yusuf Ibn Nagrela hijo de Samuel Ibn Nagrela.

En definitiva es un pequeño museo, que con esmero nos trata de abrir la mente y hacernos ver que mucho antes de que llegaran musulmanes, o de que se produjera la posterior reconquista ya existía una comunidad judía en esta tierra. Interesante es el libro la Alhambra de Salomón de José Luis Serrano en la que aparece la figura de este ilustre visir del rey Badis el judío Samuel Ibn Nagrela. 

Puerta del museo.


DATOS DE INTERÉS:

PRECIO: 5 euros de donativo.
HORARIO: De 10:00 a 14:00 horas y de 16:00(17:00) a 20:00(20:30). Cierra los Sábados.
VISITA PARA GRANADINOS: El museo es pequeño, pero es interesante sobre todo para aquellos que queremos ahondar un poco más en el patrimonio cultural e historia de la Ciudad de Granada. Interesante deben de ser las visitas guiadas que hacen por la antigua Judería (actual Realejo), pero de las que no puedo opinar al no haberlas realizado.
VISITA PARA EXTRANJEROS: Curiosamente estoy convencido de que visitan este lugar más extranjeros que Granadinos, no es un museo para el que viene un fin de semana o de pasada a ver la Alhambra y subir al Albaicín, es más bien un lugar para aquellos que les gusta más profundizar en una ciudad y que pasan aquí una semana o más tiempo.
COMO LLEGAR: Indiscutiblemente andando, es el único medio de llegar hasta la misma puerta del museo, está en una callejuela del Realejo llamada Cuesta de Berrocal, un taxi nos podría dejar al inicio de la cuesta, haciéndonos el favor de subir por Rodrigo del Campo. En coche particular imposible, el Parking más cercano, San Agustín, o el de la Comisaría de Policía. El autobús podemos coger el que recorre el Realejo. Pero desde el centro es un paseo, casi que no merece la pena, pues desde Gran Vía hasta aquí no son ni 5 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario